Trayectoria como Cónsul Honorario

Durante más de 11 años de servicio con una PROFUNDA EMOCIÓN el día 6 de marzo de 2014 dejé el cargo de Cónsul Honorario de España en Torreón por cambio de residencia.

Por el enorme cariño a mis dos países México y España, a mi tierra, la Comarca Lagunera, los estados de Coahuila y Durango, la ZONA DEL SILENCIO, trabajé desinteresadamente para cumplir la misión encomendada, que es promover y representar a España, asistir en todo lo que pudieran necesitar españoles e instituciones españolas en mi jurisdicción y dejar todo el fruto de ese esfuerzo en beneficio de México.

Fue la oportunidad que me dió la vida de devolver algo de lo que me han dado, primero mis padres, segundo México y España. Por lo tanto, ser orgullo de mis padres y ejemplo para mis hijos.

Durante todo ese tiempo y ahora desde otras trincheras he dedicado lo mejor de mi, con mucho cariño, con todo el tiempo que me permite mi familia y mis actividades profesionales. Pruebas de ello, la atención personalizada, paciente y cariñosa que recibieron de un servidor y de todo el personal que laboró durante estos años conmigo, a españoles, a mexicanos y a extranjeros que vinieron nuestras oficinas. Y las muchas actividades de promoción bilateral, promoción cultural, ayuda a empresarios españoles, promoción de la Marca España, cuya constancia está en las redes, pero sobre manera en el ejercicio de la protección consular con casos muy sensibles y delicados.

Ahora que ya no me es posible seguir haciéndolo desde Torreón y ni desde éste cargo, pero SEGUIRÉ promoviendo a España, con la representación que tengo de organismos internacionales y empresariales, españoles y mexicanos, con los cuales estoy comprometido, entusiasmado e ilusionado.

Agradezco todo el apoyo y cariño del Consulado General, de la Embajada, del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Estado durante todos estos años. Tenéis  siempre un amigo y colaborador incansable.

A todo el personal de los 3 Consulados Generales de España en México, a la Embajada de España y sus a Consejerías por tratarme siempre tan bien.